Centro de Peluquería Fernando colabora en un singular desfile solidario

Un equipo de 50 personas, entre profesorado y alumnado, del Centro de Peluquería Fernando han sido los encargados de realizar los trabajos de peluquería y maquillaje que han lucido las participantes en el desfile solidario, “San Francisco Ibiltokia”, celebrado el pasado 23 de octubre en el Museo de Reproducciones Artísticas de Bilbao. La causa merecía la pena y encajaba a la perfección dentro de las actividades que Centro Fernando realiza dentro del área de Responsabilidad Social Corporativa, ya que, en esta pasarela se presentaban los vestidos elaborados por mujeres procedentes de centros penitenciarios para sensibilizar sobre su reinserción.

Tela pintada.

Han sido unas confecciones de gran belleza visual, con detalles pintados a mano sobre el tejido. Incluso para la ocasión se realizaron tres prendas exclusivas con la recreación sobre las telas, a todo color y al detalle, de la fachada del propio Museo de Reproducciones Artísticas donde se ha celebrado la pasarela, del Puente de San Antón como símbolo de Bilbao y de un velero. La organización del evento ha sido llevada por la ONG Agiantza que centra su actividad en la asistencia a personas desfavorecidas y con riesgo de exclusión social, en colaboración con la Fundación catalana Ared que trabaja en la rehabilitación de mujeres reclusas.

El alumnado participante en esta actividad ha tenido la ocasión de vivir en primera persona las exigencias de su profesión en el campo de la moda, que implican organización, creatividad, efectividad y plazos mínimos. Además, con el añadido de contribuir a una causa solidaria merecedora de todo el entusiasmo y el trabajo invertido.

Preparando el desfile

En el Centro de Peluquería Fernando han estado preparando el desfile durante más de un mes pero la última semana ha sido la de trabajo más intenso. Había que seleccionar definitivamente el maquillaje y los peinados que mejor combinaban con las prendas y realizar pruebas tanto con las modelos de la colección femenina, que pasaron por el centro para ser fotografiadas, como con los niños y niñas que iban a lucir las prendas del muestrario infantil. Era importante conseguir que el estilismo creado estuviera integrado con la imagen genérica de los vestidos y con los rasgos particulares de cada modelo.

Finalmente, el día del desfile un equipo formado por 5 profesoras y 45 alumnos y alumnas se encargaron de dar la imagen a los 16 jóvenes, modelos profesionales y no profesionales, y los 20 niños y niñas que participaban en la pasarela. A cuatro horas del comienzo, los salones del Centro de Peluquería Fernando bullían de frenética actividad. Allí estaban convocadas para realizar todos los trabajos técnicos las participantes en la colección de mujer, luego todos se debían desplazar hasta el Museo de Reproducciones Artísticas para los últimos retoques y realizar los peinados de los niños y niñas de Askartza Claret Ikastola.