Tipos de tintes y coloración para el pelo

Tipos de tintes y coloración para el pelo

Los tipos de tintes y coloración para el pelo ha evolucionado mucho a lo largo del tiempo. Gracias a los avances tecnológicos y de la química, existen nuevos tipos de tinte menos agresivos y con más tonos. Hace años, la coloración era algo reservado para unos pocos. Antiguamente, el uso de los tintes de pelo se ceñía en exclusiva para tapar canas y aparentar ser más joven. Hoy en día, el mundo de la coloración ha cambiado y sus usos son muy diversos.

La coloración hoy en día

La coloración ha dejado de ser un tema femenino. Tanto hombres como mujeres acuden a los salones de peluquería a teñirse el pelo. Sus usos y objetivos también han avanzado. Las motivaciones de los clientes no son solo el tapar canas, si no dar al cabello un nuevo toque, aclarar el pelo o darse reflejos para una mayor armonía.

Desde las peluquerías, además de conocer los diferentes tipos de tinte, se busca aconsejar a los clientes para dar con el color que más se ajuste teniendo en cuenta no solo el físico y la edad, sino la personalidad y el estilo.

Tipos de tintes según su origen

Existen actualmente 4 tipos de tintes en el mercado.

Tintes vegetales:

Tal y como su nombre indica se obtienen de forma natural de plantas. Se depositan en la cutícula formando una película. Este tipo de coloración es una coloración progresiva. Es decir, se necesitan varias aplicaciones para conseguir el color requerido.

Además, la variedad cromática es limitada debido a su origen natural.  La Henna es uno de los tintes vegetales más utilizados.

Tintes Metálicos

Los tintes metálicos se componen de sales metálicas como las sales de plata o plomo que cambian el color del cabello. Estas sales por sí mismas, no colorean el cabello, si no que necesitan de una activador. Al reaccionar con la sal, forma el óxido del metal.

Estos tipos de tintes no se emplean en peluquería ya que dejan el cabello seco y son incompatibles con otros tratamientos como la decoloración. Este tipo de tintes ofrece poca variedad cromática ya que no permite teñir hacia colores claros y da un aspecto mate.

Tintes vegetometálicos

Estos son una mezcla de los dos anteriores, pero su uso no está muy extendido. En salones de peluquería no se trabajan con estas coloraciones. El más usado es la Henna Compuesta. Su uso está prohibido en Peluquería.

Tintes orgánico-sintéticos:

Son los tintes que se utilizan en los salones de peluquería. Están realizados en laboratorio. SU gran ventaja es que necesitan de una sola aplicación para obtener el resultado deseado. Este tipo de tintes puede tener una coloración permanente, semi-temporal o temporal. Ofrecen una amplia variedad de tonalidades y hasta tonos de fantasía.

Tipos de tintes según su duración

Como comentábamos, los tintes orgánicos sintéticos pueden tener una duración diferente que emplearemos en función del efecto que se quiera conseguir.

Tintes de Coloración Temporal

En peluquería, utilizamos estos tintes para proporcionar una rápida y sencilla modificación del color natural. La coloración debe poder eliminarse con un simple lavado. Corregir una coloración directa, aportar brillo, eliminar el color amarillento del pelo blanco, o un cambio de look para una ocasión especial son algunos ejemplos en los que se recomienda este tipo de tintes.

Muchas veces, además de modificar el color, llevan componentes activos para otras acciones como facilitar el peinado, tener un efecto acondicionador, proteger el cabello por medio de filtros solares, etc.

En este caso, los colorantes se adhieren a la cutícula sin penetrar en ella. Las lacas fantasía, las espumas de color o los plis color son algunos ejemplos de coloración temporal.

Tintes de Coloración Semipermanente

La finalidad de estos tintes es producir en el color natural del cabello una modificación más o menos sensible, resistente por lo menos a cuatro o cinco lavados. A diferencia de los tintes de coloración temporal, éstos penetran en el córtex y por eso son más resistentes.

Entre las funciones más utilizadas en peluquería para estos tintes podemos destacar el dar reflejos al caballo natural con por ejemplo reflejos dorados o cenizas. También suele emplearse para disimular las canas tiñendo colores naturales.

La coloración tono sobre tono o las mascarillas de color son algunos ejemplos de los tintes semipermanentes.

Tintes de Coloración Permanente

Los tintes de coloración permanente son los únicos tintes capaces de dar un color permanente al cabello, en una variedad infinita de tonos. Suelen denominarse también “tintes “oxidantes” porque necesitan mezclarse con oxidante.

Su efecto duradero se debe a que atraviesan la cutícula capilar y actúan en el cortex modificando la melanina. Al tratarse de un cambio duradero, siempre recomendamos poner sobre aviso al cliente, sobre todo si se trata de su primera coloración.

Para ello, debemos informar al cliente de los cuidados necesarios y realizar un buen asesoramiento en lo referente a la tonalidad elegida. Ésta debe ser siempre armónica con el color de ojos, piel y estilo del cliente.