Consejos CFER: Cuidar el cabello

Una regla fundamental para mantener sano cualquier cabello es hidratarlo de forma adecuada con mascarillas, acondicionadores o champús específicos.
El calor es uno de los grandes enemigos, por eso si se usa con asiduidad el secador o las planchas se recomienda aplicar serum y crema reparadora o protectora.

Al llegar el verano hay que hidratarlo mucho más, protegerlo de los rayos solares con pañuelos o gorros y usar protectores solares específicos para el cabello, porque de esa manera evitaremos que el sol lo reseque.
Tras los meses de calor, es recomendable un tratamiento de keratina  con el que se conseguirá hidratar y recuperar el brillo y la naturalidad de un pelo sano.

En el cabello largo las pautas básicas son hidratación y un arreglo de puntas cada 3 o 4 meses para sanearlas y conseguir un pelo más fuerte y sano.
Cuando se tiene el pelo cano es recomendable lavarlo con un champú especial que contenga matices violetas. De esta forma se contrarresta el efecto amarillento que suele aparecer en el cabello blanco y que se acentúa con el sol.

Para las personas que optan por colocarse extensiones de cabello natural, hay una serie de recomendaciones que hay que seguir para su cuidado y mantenimiento. Hay que hidratarlo y usar los productos especiales que te recomiende tu peluquero habitual, como champú, acondicionador o serum.