Consejos CFER: Tendencias estivales

La peluquería también está sujeta a tendencias y lo que hoy se considera a la moda puede parecer desfasado con el tiempo. Este verano los cortes y colores atrevidos y contrastados marcarán estilo.
Para las chicas se llevará tanto cabello largo como corto, pero éste último gana adeptas entre las que desean lucir una imagen más moderna. En general, los cortes serán muy marcados y con unas líneas claramente asimétricas y también geométricas.
En relación al color para estos cortes, las mechas más tradicionales pierden tirón, el cobrizo y el color caoba seguirán pegando fuerte y lo más destacado será la variedad de tonos y matices donde no habrá límites. Por ejemplo, bases claras y mechones en tonos azules o verdes, que se convertirán en una herramienta esencial para reforzar los cortes más atrevidos.
Si se prefiere la melena larga, esta temporada no hay más remedio que desterrar casi por completo las capas, omnipresentes en otros momentos. Por lo tanto, veremos cabellos compactos a los que, además, se podrán aplicar toques naturales de color. Un ejemplo de esta tendencia son las puntas vivas, efecto con el que se simula el aclarado natural que suele aparecer tras la exposición solar. Esta técnica, en la que se emplean tintes, se puede realizar tanto en cabello natural como en teñido.
En los chicos, el pelo seguirá siendo fundamentalmente corto y con efecto muy despuntado. En el caso de elegir una largura media, lo ideal es despuntar y vaciar las puntas para conseguir un acabado final más informal y con mayor movimiento.