Creaimagen 2013 ¡No hemos pasado inadvertidos!

Con una espectacular escenografía sobre el color y la creatividad realizada por el alumnado en colaboración con el equipo docente.

Un año más, hemos tenido una participación destacada en Creaimagen, el encuentro profesional de Peluquería y Estética referente del País Vasco, mostrando el nivel de nuestra formación.

Esta feria es un gran escaparate de la profesión que se muestra al público través de interesantes actividades, tanto de exposición como de competición. Entre ellas destaca la pasarela Hair Show, el evento que genera más expectación. En esta pasarela, centros de formación y salones profesionales presentamos nuestras propuestas de tendencias, con desfiles en los que la creatividad y la técnica se dan la mano.

Sobre la pasarela, Centro de Peluquería Fernando ha impactado con un desfile de compleja escenografía en el que el alumnado ha demostrado una calidad a nivel profesional en los peinados, la caracterización y el vestuario.

En la pasarela se ha materializado la lucha simbólica entre el lo negro y el color, entre la creatividad y la uniformidad, representados en varios personajes míticos que luchan frente a frente: una corte de demonios oscuros de un lado y del otro una dama de rojo y un caballo blanco.

 

Durante el desfile, un ejército de autómatas de negro y pelo idéntico se rebelan y destapan sus peinados llenos de colorido, formas y expresividad, anunciando el triunfo de la creatividad y de la fantasía.

Todo el desfile ha sido muy aplaudido por el público que llenaba el recinto. Al finalizar nos reunimos el equipo junto al backstage para hacernos algunas fotos y muchas personas se acercaron a felicitarnos y a fotografiarse con nosotros.

El viaje desde la idea inicial al estilismo y la escenografía concreta del desfile no ha sido fácil. Todos los detalles han estado realizados íntegramente por el alumnado, con la ayuda del equipo docente y -como os imaginaréis- ha sido necesario un gran esfuerzo de preparación y de ensayos durante varias semanas. Pero el resultado ha merecido la pena; por los aplausos del público y por nuestra propia sensación de satisfacción por un trabajo hecho a conciencia.