“El punto fuerte del Centro es la atención personalizada y así se consiguen frutos”

“El punto fuerte del Centro es la atención personalizada y así se consiguen frutos”

“El punto fuerte del Centro es la atención personalizada y así se consiguen frutos

Lourdes Gómez y Desiree Ortega, madre e hija, ambas alumnas del Centro

Lourdes y Desiree saben que el esfuerzo, si se dirige bien, al final tiene su recompensa. Son madre e hija, ambas alumnas de Centro Fernando. Lourdes se formó en nuestras aulas y luego montó su propio negocio. Hace años volvió con su hija Desiree, porque se sentía atascada con los malos resultados escolares y pensando entrar en Formación Profesional Básica. “Mi experiencia había sido muy buena; trabajé mucho, aprendí mucho y me sentí muy arropada, así que vine “en picado” con mi hija” afirma Lourdes.

La entrada en el Centro ha abierto una nueva etapa de éxitos en la vida de Desiree; aprobó la E.S.O, terminó FP Básica con muy buenos resultados y con una prometedora vocación profesional. Ahora está estudiando Ciclo de Grado Medio y trabajando en una peluquería, ilusionada con lo que ha conseguido: “Desde que entré, todo han sido logros” . Su ama remarca el cambio radical que ha experimentado: “De verla con la autoestima muy baja, a verla estudiando, con buenos resultados, ilusionada…¡FELIZ!”

Ambas coinciden en señalar el principal motivo de este cambio: “Es que aquí la atención es totalmente personalizada”, afirma Desiree. Y continúa Lourdes, “A cada cuál le aportan lo que necesitan y así sacan frutos. Es el método de enseñanza que tiene el Centro, que lo han mantenido a lo largo de los años. Esa es la diferencia con otros centros.”

Su historia en: www.centrofernando.com.