Experiencias PCPI en Centro Fernando (I)

“No pensaba que me iba a poder sacar la ESO” 
 
Os presentamos a tres alumnas de Ciclo de Grado Medio que cursan sus estudios en Centro de Peluquería Fernando. Ellas son Alba Martínez, Ane Sánchez e Iraia Gaspar. Han comenzado este año el ciclo con ganas y con buenos resultados porque van aprobando todo sin problemas. Pero no siempre ha sido así. Hubo una época en la que veían imposible finalizar la ESO y por eso, hace dos años se matricularon en el Programa de Cualificación Profesional Inicial de nuestro centro.  

“A alguien que esté pensando en hacer PCPI le diríamos que venga, que aquí le van a ayudar muchísimo”

Ahora lo recuerdan como un mal sueño “una época fatal” en la que sacaban malas notas, cuando decidieron entrar en PCPI en el centro. En el caso de Ane e Iraia fue por indicación de los orientadores escolares; Alba estuvo mirando con sus padres distintas opciones pero no acababan de convencerles; hasta que nos conocieron.
 
Los objetivos y los miedos eran los mismos en todas las familias. La meta principal, por encima de todo; sacarse el graduado en ESO “Lo más importante para mis padres era la ESO, porque si no, no tienes nada” cuenta Alba. A Iraia y a Ane les ocurría lo mismo, aunque esta última también estaba interesada en la peluquería porque le gustaba. Los miedos surgían de lo que conocían acerca del programa “piensas que es lo peor y que viene lo peor de cada casa”. Además, todas venían con la sensación de que les habían “dejado por imposible” en sus anteriores centros.
Sin embargo, la realidad del día a día en el centro les rompió los esquemas. Con el apoyo del profesorado empezaron a ir avanzando en las distintas materias. “En el colegio no había esa implicación, si no querías estudiar te dejaban: mientras estés calladita…” dice Alba. Ane completa; “aquí no, si ven que no llegas les da igual repetírtelo 100 veces”. Para Iraia,“cuando vas consiguiendo cosas te motivas y quieres seguir adelante. Y si quieres el centro te da todas las opciones”. Y querían, porque aprobaron todo y obtuvieron el graduado en ESO. Nadie les ha regalado nada y han tenido que trabajar duro y ponerse las pilas para superar el reto.
 

En ese camino descubrieron también que no sólo les gustaba la peluquería sino que se les daba bien, así que al finalizar PCPI decidieron continuar sus estudios en el Ciclo de Grado Medio. El salto ha sido grande pero están orgullosas de sus logros: “ fíjate que este año las tres hemos aprobado todas las asignaturas, y eso que es mucho más duro” dice Alba. “Hay mucha exigencia. Hay gente que se cree que la peluquería es muy fácil pero también se estudia mucho” señala Ane.

 
Así que en casa sus padres “están como locos”. Nos cuentan también que sus madres y amigas les piden que les peinen, les hagan mechas, así que los fines de semana tienen trabajo extra.
Ahora ven el futuro de otra forma, se ven capaces y seguras de terminar el ciclo. Después, Ane quiere continuar formándose y hacer el Ciclo de Grado Superior en Barcelona; Iraia ya está trabajando en una peluquería, algunas tardes y los sábados, y pretende seguir haciéndolo mientras finaliza los estudios. Alba estuvo seis meses trabajando pero lo ha tenido que dejar por incompatibilidad. Cuando termine piensa en trabajar en el negocio que va a abrir la familia, aunque igual combinándolo con la profesión. “La peluquería tiene muchas salidas”, nos dicen. “Además la gente quiere chicas jóvenes para que te formes con ellos”.
 
Para finalizar, les pedimos que den un consejo a alguien que se encuentre en su anterior situación. “Que no sea tonta y venga. Que si quiere puede, le van a ayudar muchísimo”.