FCT ¡Una gran experiencia!

El curso escolar toca ya a su fin y todo el alumnado que este año ha realizado el segundo y último curso del Ciclo Formativo de Grado Medio ya ha vuelto de su formación en centros de trabajo (FCT). La experiencia, nos cuentan, ha sido muy satisfactoria.
Prácticas de peluqueríaDurante los dos meses que han durado las prácticas en empresas han podido comprobar de primera mano cómo es el mundo profesional real, realizando todo tipo de trabajos, desde peinar, poner rulos, lavar cabezas o aplicar tintes, entre otras funciones. En este sentido las diferencias que han encontrado entre el trabajo con modelos en el centro y el realizado durante las prácticas en salones se centraban más en la forma que en el fondo. Según Irune hay “otra forma de hacer las cosas, otras costumbres”, Niceia ha apreciado que “todo es mucho más formal, hay que estar más callado”, mientras que Georgiana subraya que en el salón “debes ser más autónoma y por tanto más cuidadosa ya que eres la responsable final de lo que haces. En el centro siempre hay una profesora cerca que te puede corregir o ayudar sobre la marcha”. Prácticas en peluquería
Por lo demás, las alumnas y alumnos destacan que la formación recibida en Centro Fernando y la importancia que se da al conocimiento profundo de las técnicas de peluquería les han ayudado a realizar el trabajo en el salón con mucha seguridad en sí mismos y con gran soltura. “En Centro Fernando se trabaja de manera muy organizada con unas bases muy buenas y asentadas, asegura Alex, otro de los alumnos que ha realizado prácticas en empresas.
También destaca en general el buen ambiente encontrado en el lugar de prácticas y la predisposición de los compañeros y jefes a ayudarles en su tarea diaria con consejos y recomendaciones para perfeccionar su trabajo. Dafne lo tiene claro,me han tratado muy bien y me han dejado hacer”, apunta convencida.

Para algunos ha sido su primer contacto con la peluquería fuera de Centro Fernando, otros ya habían hecho prácticas en otros salones e incluso había alguna alumna que ya había trabajado antes como peluquera, pero canina. Aunque todos citan un elemento común, tras este período de prácticas salen más convencidos de que su futuro profesional está en el sector de la peluquería.