Variedad formativa

Para llegar a ser un buen profesional de la peluquería es necesario contar con una formación de calidad, actual y que aporte todos los elementos necesarios para trabajar.

 


El fin está claro, pero los medios son múltiples. La formación en peluquería ofrece muy distintos caminos para conseguir los destrezas que se exigen a un buen profesional.


Si se dispone de titulo de ESO, una de las opciones más acertadas es realizar un Ciclo Formativo homologado, como el de Grado Medio en Imagen Personal con especialidad en Peluquería. A lo largo de dos cursos se adquieren los conocimientos teórico-prácticos para ejercer como un profesional cualificado y además, en el último año, se realizan prácticas en empresas. Superado el Ciclo la titulación obtenida es la de Técnico en Peluquería.


Si no se ha superado la ESO y se tiene entre 16 y 18 años hay otras alternativas de estudios oficiales, como los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), donde existe la especialidad de Peluquería dentro de la familia de la Imagen Personal. Esta formación, de dos años de duración, permite obtener la titulación de Auxiliar de Peluquería y poder acceder al certificado de ESO.


Además, también están las titulaciones propias de reconocidas instituciones de enseñanza profesional, como es el Diploma Superior ANCEPE. Si se elige esta opción formativa es necesario verificar de antemano el prestigio que tiene el título en el sector y también la calidad del centro de enseñanza donde se cursarán los estudios para obtenerlo.